miércoles, septiembre 27, 2006

PESADILLA DE DÍA

Luis no podía dormir.

Se imaginaba encerrado en la fábrica, en la cadena de producción, observando con monotonía como pasaban las piezas.

Pensaba en el sueldo ajustado, en los turnos rotativos que tenía que sufrir. Salir una semana a las dos de la tarde, y a la siguiente, pasar la noche fuera de casa, encerrado entre polvo y asfixiante trabajo.

Levantarse, trabajar y volver a casa, donde le esperaba su familia, y vuelta a empezar.

Sin complicaciones.

Sin problemas en la bolsa.

Sin Hacienda persiguiéndole.

Sonriendo, se durmió.

1 comentario:

krispa the dog dijo...

Bueno, esto es mas autobiográfico que una cancion de Estopa. Call me up, please. Gracias por subvencionarme las lecturas matutinas.